Edward Steichen por partida doble en Madrid

Tenemos la oportunidad de ver en Madrid una de las retrospectivas mas importantes sobre el trabajo de Edward Steicheichen. El Museo del Traje y el Museo Reina Sofía se unen para mostrarnos una interesante muestra de las fotografías del que fue uno de los más importantes fotógrafos de la historia.

©Edward Steichen

Edward Steichen (1879-1973) es una de las figuras más importantes de la historia de la fotografía. Durante su activa y extensa carrera fue reconocido como artista, pintor, fotógrafo y comisario de exposiciones.

Museo del traje:

“Steichen. Fotografía de Moda: los años de Condé Nast, 1923 -1937” recoge gran parte de la obra fotográfica desarrollada por Edward Steichen durante el período en el que fue Jefe de Fotografía en dos de las revistas más importantes de la editorial Condé Nast, Vogue y Vanity Fair, cuando ambas marcaban el ritmo del estilo y del glamour en Estados Unidos y en Europa. La exposición permitirá a todos los amantes de la fotografía acercarse a una época, el período de entreguerras, en la que Steichen se convirtió en un pionero de la fotografía publicitaria y, sobre todo, en el primer fotógrafo de moda moderno.

EDWARD STEICHEN
Hoy en día se percibe a Edward Steichen como pionero de la fotografía publicitaria, de la fotografía de moda e incluso como inventor del glamour. Sin duda, el periodo de tiempo en que ocupó el prestigioso cargo de Jefe de Fotografía de las revistas de Condé Nast – Vogue y Vanity Fair- fue decisivo en esta singular consagración. Antes de dedicarse a esta tarea era ya un reconocido fotógrafo y pintor a ambos lados del Atlántico; de hecho la mayor parte de sus ingresos, hasta entonces, provenían de la venta de sus obras pictóricas, altamente cotizadas. Además, a principios de siglo XX, en una época en que la fotografía aún no había conquistado plenamente el estatus de disciplina artística, Steichen era el máximo exponente de fotógrafo- artista. Sin embargo, fue el trabajo realizado en el seno de las publicaciones de Condé Nast entre 1923 y 1937 el que le hizo desarrollar un talento absolutamente fuera de serie y, en última instancia, trascender.
Después de la II Guerra Mundial, y hasta 1962, ocupará el cargo de responsable de Departamento de Fotografía del Museo de Arte Moderno de Nueva York. La influencia de su trayectoria como pintor se intuye en sus primeros trabajos como fotógrafo de moda. Los críticos hablan de una “etapa pictorialista” en Steichen a propósito de esta notable influencia, que pronto será sustituida por un talante modernista, por una fotografía más “directa” –en sus propias palabras-, carente de los artificios románticos anteriores, que será la seña de identidad del trabajo de Steichen para Condé Nast. Como señala William A. Ewing, director del Musée de l´Elysée, “Steichen aportaría a la fotografía de moda ideas tomadas de corrientes artísticas y, lo que es más importante, el talento pictórico para retratar ropa y cuerpos vestidos. Steichen sabía y tenía experiencia en cómo aportar textura, brillo, corte y caída a las telas”. Esta sabiduría artística y una considerable habilidad social –cultivada desde su primera juventud- que le permitía relacionarse sin problemas con los habitantes de ese brillante mundo chic de estrellas y celebridad –desde la intelectualidad más excelsa a la más frívola farándula- fueron sin duda características que le hicieron ser el hombre ideal para ocupar un puesto tan importante, prestigioso y lucrativo en Condé Nast.

©Edward Steichen

Museo Reina Sofía

“Edward Steichen. Una epopeya fotográfica”. La muestra, que ha contado con préstamos de importantes colecciones de museos de Estados Unidos y de varios países de Europa, hace un repaso completo y preciso por la prolífica obra de Steichen (Bivange, Luxemburgo, 1879- Umpawa, 1973). La retrospectiva, que llega a Madrid tras su paso por París, Lausanne y Reggio Emilia, se convierte en la exposición más completa realizada hasta ahora sobre el trabajo de una de las figuras clave de la historia de la fotografía.

La vida del fotógrafo Edward Steichen abarca la mitad de la historia de la fotografía misma, es decir, casi 70 años. A principios del siglo XX, Steichen experimentó con la fotografía pictorialista y el fotograbado, participando activamente tanto como fotógrafo y diseñador como agente del modernismo en la mítica Camera Work, revista fundada por Alfred Stieglitz en 1903. También pintor por entonces, Steichen fue testigo de la invención del autocromo y exploró los procesos de la fotografía en color.

Durante los años 20 y 30, fue aclamado promotor de la fotografía de moda, publicando en las revistas Vanity Fair y Vogue. Organizó las unidades de la fotografía aérea en la Primera Guerra Mundial para el ejército estadounidense en Francia y el naval en la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico. Posteriormente, fue conservador del Departamento de Fotografía en el MoMA de Nueva York donde demostró sus dotes innovadoras para la organización e instalación de exposiciones de fotografía, entre ellas, la influyente The Family of Man.


©Edward Steichen

The Pond Moonlight

Anuncios