Dedican exposición a los paparazzi

Recoge 350 imágenes míticas, a veces consentidas y otras robadas

Ampliar

Jerry Hall, el paparazzi Jean Pigozzi y Mick Jagger.

Jerry Hall, el paparazzi Jean Pigozzi y Mick Jagger.– FUNDACIÓN HELMUT NEWTON

La Fundación Helmut Newton se ha marcado el objetivo de dignificar la labor de los reporteros del corazón con la exposición Pigozzi and the Paparazzi. La exposición, en el museo consagrado a la memoria de Newton en Berlín, recoge 350 imágenes míticas, a veces consentidas y otras robadas, que reflejan la permanente relación de amor-odio de los famosos y los paparazzi. Las instantáneas también muestran la fraternal fascinación que sintió el maestro de la fotografía por este tipo de periodistas gráficos.

Lady Di en bañador en Saint-Tropez, en 1997; Michael Jackson tapándose el rostro en el balcón del Hotel Carlton de Cannes, ese mismo año; Frank Sinatra bostezando y Romy Schneider desnuda al sol, ambos a finales de los 70, o Sean Penn asestándole un puñetazo al paparazzo Ron Galella son algunas de las instantáneas de la muestra, que no tiene desperdicio desde el punto de vista del mitómano o del mero curioso.

“A mi marido le fascinaban los paparazzis. Él, que invertía horas en una foto de estudio, adoraba la inmediatez de las imágenes fuera de control de sus colegas”, ha explicado June Newton, viuda del maestro, fallecido en el 2004 en Los Ángeles.

Los desnudos artísticos de Newton, habituales del museo, lucen acompañados por esa gran muestra de fotografías de los paparazzi, recopiladas por uno de los nombres míticos de la profesión, Jean Pigozzi.

“No siempre gusta ser un agresivo perseguidor, pero hay que pagar el alquiler”, explicó Pigozzi, respecto a la “motivación” que mueve a estos reporteros a actuar como cazadores de momentos robados.

Eso sí, el comisario de la exposición, Matthias Harder, ha querido marcar las distancias con el proceder de los reporteros de hoy en día: “Diferenciamos el trabajo del paparazzi clásico de los años 30 a los 90, de la persecución brutal que ahora se emplea. Ese está deliberadamente fuera de la muestra”.

Aunque la presencia del fotógrafo no siempre fuera deseada, para Harder, imágenes de un pezón saltando de un escote o una famosa bajando de un coche sin bragas no tienen ni tendrán espacio en su fundación.

(Fuente: Efe/elpaís.com)
http://www.elpais.com/articulo/gente/dignidad/paparazzi/elpepugen/20080618elpepuage_4/Tes

Anuncios