CONGELADOR DEL TIEMPO

Con la  cámara oscura electrodoméstica por el Poble Nou

Del 4  al 15 de enero de 2010 de 10 a 13 y de 16 a 21 h. Lunes por la mañana y sábado cerrado.

Un frigorífico como cámara, porqué?

El punto de partida del concepto elaborado por Luigi Brisso y Matthias Hagemann es un frigorífico coditiano sin más. Un aparato diseñado para congelar, conservar y refrescar. Los fotógrafos reciclan este mismo electrodoméstico en un aparato fotográfico, en una cámara oscura. Ya posee la juntas herméticas necesarias, solo necesita adicionalmente un estenopo diminuto en la puerta y pintura negra en su interior. Así ya es capaz de congelar momentos, conservar vistas, refrescar memorias en grandes formatos.

Sin bomba de frio y calor, circuito de refrigeración, sin visor y lente.En inumerables salidas por el Poble Nou, Hagemann y Brisso han conservado la transformación, la demolición, el resurgimiento, el abandono. Ellos han captado con el CONGELADOR DEL TIEMPO las contradicciones omnipresentes del cambio de épocas del barrio en su papel fotográfico en blanco y negro.Como sus colegas del barrio, los chatarreros, los fotógrafos se mueven con la carretilla por las calles, buscan refugio en fábricas casi abandonadas para el revelado, utilizan ladrillos tirados o mesas llevadas como trípode. Solo recogen perspectivas en vez de hierros, recolectan tiempo en lugar de cobre y acero.Por primera vez, las fotografías positivadas y el CONGELADOR DEL TIEMPO  se presentan a un gran público. Basado en los principios arcáicos de la óptica y fotografía nos permiten una visión sorprendentemente actual de la transformación de nuestras ciudades con el ejemplo de Poble Nou, Barcelona.

Sala Cava- Espai Fotogràfic Can Basté – Pg Fabra i Puig 274   – 08031 – Barcelona

www.canbaste.com, www.imagenpatente.es