Cristina Lucas en Dominó Caníbal

Ayer  se inauguró la intervención de Cristina Lucas en Dominó Caníbal, la muestra comisariada por Cuauhtémoc Medina para el Proyecto de Arte Contemporáneo, Murcia.


El happening realizado  ayer en los jardines del Malecón reunió a la artista, el comisario y el Consejero de Cultura y Turismo Pedro Alberto Cruz con periodistas, críticos y artistas con los que dialogaron sobre el proyecto.

“Pretendo reutilizar los elementos resignificados por Durham de manera que estos objetos encontrados sufran una segunda transformación. Los deshechos occidentales son muchas veces rescatados por el pueblo llano con fines utilitarios, transformando su función original. De manera que allá donde encontremos barriles de petróleo (casi en todos los lugares) seremos también capaces de encontrar la famosa y popular “barbacoa de bidón” y donde encontremos neumáticos, seremos capaces de encontrar el igualmente famoso “columpio del neumático”.

Así define Cristina Lucas (Jaén, 1973) su intervención en Dominó Caníbal “como Duchamp quería, usaremos el rembrandt como tabla de planchar: convertiremos la sala de exposiciones en un lugar relacional donde los elementos incluidos transiten del ready made al do it yourself. La doble profanación de la alta cultura (readymade) por un lado y el templo como lugar de reunión para celebrar lo sagrado, por otro, se remite a la celebración de un picnic en donde los invitados construyen alianzas entre distintas construcciones conceptuales”.

La artista Cristina Lucas ha sido la encargada de “realizar el segundo movimiento de la partida de dominó” explicó Cruz, que además aseguró: “Si Jimmie Durham llevó a Verónicas aquello que era inútil y desechable por parte de la sociedad, ahora Cristina Lucas descontextualiza lo inútil, le confiere utilidad y lo trae a un contexto de barbacoa y por tanto, realiza una especie de ingestión útil de los objetos”.

Durante el happening organizado con motivo de esta exposición, la artista utilizó los objetos introducidos en la Sala Verónicas por Durham para una barbacoa en los jardines del Malecón en la que intercambió preguntas y respuestas con la prensa, críticos y asistentes al acto. Quid pro quo, la artista invirtió los roles habituales en una rueda de prensa al hacer preguntas sobre la crítica y el periodismo a los asistentes al happening en el que se utilizaron las nuevas barbacoas de bidón para asar carne. Acto seguido los asistentes “peregrinaron” hasta la sala llevando consigo los 30 asadores que se utilizaron para cocinar.

La grabación de este proceso se unirá a otros cuatro vídeos y a una selección de fotografías sobre  la transformación de los objetos,  configurando una suerte de vía crucis profano dividido en nueve estaciones que describen los pasos de la participación de Cristina Lucas en Dominó Caníbal: I meditar, II desechar, III reciclar, IV transfigurar, V banalizar, VI sacrificar, VII peregrinar, VIII contemplar y IX redimir. Desde el primero, en el que se observan los objetos dejados en la sala por Durham, hasta el IX en el que se deja espacio libre a Bruce High Quality Foundation, siguientes artistas participantes en Dominó Caníbal,  Lucas narra a través de fotografías y video su canalización de la obra preexistente  y la resignificación de los objetos en la exposición.

Anuncios