Susan Meiselas

Hasta el 30-01-2011

 

©®Susan Meiselas
©®Susan Meiselas

De 1972 a 1975, mientras daba clases de fotografía en South Bronx, Susan Meiselas pasó los veranos y los fines de semana siguiendo a mujeres que trabajaban en los “espectáculos de chicas” de ferias itinerantes en Nueva Inglaterra, Pensilvania y Carolina del Sur. Tomadas en el auge del movimiento de liberación de la mujer en Estados Unidos, las íntimas y trabajosas fotografías de Carnival Strippers retratan mujeres expuestas al peligro del sórdido entorno que a la vez controlan, apoyadas por una comunidad de otras mujeres.

Aquellas strippers o exotics, como las conocía el público, subían con muy poca ropa a pequeños escenarios mientras los presentadores hacían, micrófono en mano, comentarios de gusto dudoso. Delante, una multitud de hombres formaban un público ávido de carne. Meiselas dejó constancia de ello en unas instantáneas que, aun así, no juzgan, sino que muestran. Las fotografías, tomadas con una discreta cámara Leica sin flash ni trípode, se centran en las chicas, a pesar de que el público masculino es un elemento bien presente. En algunas, las strippers están en el escenario, pero en otras se las muestra entre bambalinas.

¿Quiénes eran esas mujeres realmente? ¿Seres explotados, como admitían por otro lado muchas abiertamente? ¿Mujeres que hacían ese trabajo para poder salir de pequeños pueblos y ahorrarse un matrimonio por necesidad que, de otra manera, habría sido inevitable? ¿Personas que, como reclamaban los ideales feministas del momento, hacían lo que querían, les gustara más o menos, como medio para alcanzar sus auténticos objetivos? Mientras fotografiaba bravatas en el escenario y extenuación en los camerinos, Meiselas grabó en audio una serie de entrevistas con las artistas de striptease y los hombres que las rodeaban: miembros del público, mánagers y novios. Aquellas grabaciones ayudaban a responder algunos de estos interrogantes.

Las fotografías en blanco y negro y las entrevistas adjuntas fueron publicadas en 1976 en el libro Carnival Strippers. Como dice la propia autora en uno de los prólogos de la primera edición, “si el que ve estas imágenes se siente consternado por lo que encuentra, su reacción no será tan distinta de la alienación de aquellos que participan en el show”. Gracias a esta obra, Meiselas fue invitada a asociarse a la prestigiosa cooperativa Magnum Photos, lo cual tuvo un enorme impacto en el rumbo posterior de su carrera. Carnival Strippers representa el primer compromiso prolongado de Meiselas con sus personajes, y las fotografías resultantes ofrecen un retrato complejo que se hace eco de ello. Pero la obra aparece sólo completa cuando se acompaña de las entrevistas, que median entre las imágenes y las animan, descubriendo la complejidad y las contradicciones del sentimiento de las mujeres respecto a su trabajo. Carnival Strippers fue el primer esfuerzo plenamente articulado de integrar en la obra la voz y la intención del sujeto documentado, un rasgo distintivo del trabajo de Susan Meiselas en posteriores proyectos.

Entre sus trabajos más conocidos hay sus fotografías sobre la revolución nicaragüense (1978-1979) y su trabajo de documentación de los asesinatos cometidos durante la guerra civil en El Salvador. Aun así, Meiselas ha trabajado también en muchos otros países de Latinoamérica, tales como Guatemala, Argentina, Colombia y Chile.

Los años ochenta fueron para la fotógrafa un período de reflexión durante el que pudo revisar la presencia y difusión de sus antiguas imágenes en los medios de comunicación con obras como la instalación Mediations. Posteriormente, en films como el documental experimental Voyages (1985), Living at Risk: The Story of a Nicaraguan Family (1985) y, más tarde, Pictures from a Revolution (1991) vuelve a Nicaragua para intentar encontrar la gente que fotografió en los años ochenta. Entonces se interroga sobre la relación entre fotografía y fotografiado y sobre el valor de la práctica periodística.

Aparte de realizar en 1995 una serie sobre los clientes de un club sadomasoquista de Nueva York (el Pandora’s Box), que nos remite de nuevo al carácter antropológico y sociológico de Carnival Strippers, durante los años noventa Meiselas trabaja en proyectos muy diversos que incluyen tanto sus propias fotografías como material de archivo, entre ellos un trabajo sobre violencia de género, Archives of abuse; el libro Kurdistan, una historia visual del pueblo kurdo; y Encounters with the Dani, un trabajo realizado entre 1996 y 2003 sobre la tribu de los dani, en Nueva Guinea.

Carnival Strippers formó parte de la exposición Susan Meiselas. In History, producida por el International Center of Photography de Nueva York y comisariada por Kristen Lubben. Aquella retrospectiva se presenta en La Virreina Centre de la Imatge en tres partes entre 2010 y 2011. Una selección de materiales extraídos del proyecto sobre Kurdistán se mostraron en la exposición Antifotoperiodismo (6 de julio – 10 de octubre de 2010) y otra selección de materiales derivados de las fotografías sobre la revolución nicaragüense podrán verse a partir del próximo mes de marzo en la exposición 1979. Un monumento a instantes radicales (1 de marzo – 12 de junio de 2011).
Cortesía de la artista y Magnum Photos (París).

Palau de la Virreina – La Rambla, 99 Barcelona

Datos del evento 


Inicio evento: 01-12-2010
Final evento: 30-01-2011
Horarios: martes a domingo 12-20 h – lunes cerrado, excepto festivos
Precios: Gratis
Lugar del evento 


Provincia (País): Barcelona (España)
Población: barcelona
Dirección: Palau de la Virreina – La Rambla, 99
Web del evento: ver web
Publicidad
 

SUSAN MEISELAS – Carnival Strippers

604 lecturas


ampliar

De 1972 a 1975, mientras daba clases de fotografía en South Bronx, Susan Meiselas pasó los veranos y los fines de semana siguiendo a mujeres que trabajaban en los “espectáculos de chicas” de ferias itinerantes en Nueva Inglaterra, Pensilvania y Carolina del Sur. Tomadas en el auge del movimiento de liberación de la mujer en Estados Unidos, las íntimas y trabajosas fotografías de Carnival Strippers retratan mujeres expuestas al peligro del sórdido entorno que a la vez controlan, apoyadas por una comunidad de otras mujeres.

Aquellas strippers o exotics, como las conocía el público, subían con muy poca ropa a pequeños escenarios mientras los presentadores hacían, micrófono en mano, comentarios de gusto dudoso. Delante, una multitud de hombres formaban un público ávido de carne. Meiselas dejó constancia de ello en unas instantáneas que, aun así, no juzgan, sino que muestran. Las fotografías, tomadas con una discreta cámara Leica sin flash ni trípode, se centran en las chicas, a pesar de que el público masculino es un elemento bien presente. En algunas, las strippers están en el escenario, pero en otras se las muestra entre bambalinas.

¿Quiénes eran esas mujeres realmente? ¿Seres explotados, como admitían por otro lado muchas abiertamente? ¿Mujeres que hacían ese trabajo para poder salir de pequeños pueblos y ahorrarse un matrimonio por necesidad que, de otra manera, habría sido inevitable? ¿Personas que, como reclamaban los ideales feministas del momento, hacían lo que querían, les gustara más o menos, como medio para alcanzar sus auténticos objetivos? Mientras fotografiaba bravatas en el escenario y extenuación en los camerinos, Meiselas grabó en audio una serie de entrevistas con las artistas de striptease y los hombres que las rodeaban: miembros del público, mánagers y novios. Aquellas grabaciones ayudaban a responder algunos de estos interrogantes.

Las fotografías en blanco y negro y las entrevistas adjuntas fueron publicadas en 1976 en el libro Carnival Strippers. Como dice la propia autora en uno de los prólogos de la primera edición, “si el que ve estas imágenes se siente consternado por lo que encuentra, su reacción no será tan distinta de la alienación de aquellos que participan en el show”. Gracias a esta obra, Meiselas fue invitada a asociarse a la prestigiosa cooperativa Magnum Photos, lo cual tuvo un enorme impacto en el rumbo posterior de su carrera. Carnival Strippers representa el primer compromiso prolongado de Meiselas con sus personajes, y las fotografías resultantes ofrecen un retrato complejo que se hace eco de ello. Pero la obra aparece sólo completa cuando se acompaña de las entrevistas, que median entre las imágenes y las animan, descubriendo la complejidad y las contradicciones del sentimiento de las mujeres respecto a su trabajo. Carnival Strippers fue el primer esfuerzo plenamente articulado de integrar en la obra la voz y la intención del sujeto documentado, un rasgo distintivo del trabajo de Susan Meiselas en posteriores proyectos.

Entre sus trabajos más conocidos hay sus fotografías sobre la revolución nicaragüense (1978-1979) y su trabajo de documentación de los asesinatos cometidos durante la guerra civil en El Salvador. Aun así, Meiselas ha trabajado también en muchos otros países de Latinoamérica, tales como Guatemala, Argentina, Colombia y Chile.

Los años ochenta fueron para la fotógrafa un período de reflexión durante el que pudo revisar la presencia y difusión de sus antiguas imágenes en los medios de comunicación con obras como la instalación Mediations. Posteriormente, en films como el documental experimental Voyages (1985), Living at Risk: The Story of a Nicaraguan Family (1985) y, más tarde, Pictures from a Revolution (1991) vuelve a Nicaragua para intentar encontrar la gente que fotografió en los años ochenta. Entonces se interroga sobre la relación entre fotografía y fotografiado y sobre el valor de la práctica periodística.

Aparte de realizar en 1995 una serie sobre los clientes de un club sadomasoquista de Nueva York (el Pandora’s Box), que nos remite de nuevo al carácter antropológico y sociológico de Carnival Strippers, durante los años noventa Meiselas trabaja en proyectos muy diversos que incluyen tanto sus propias fotografías como material de archivo, entre ellos un trabajo sobre violencia de género, Archives of abuse; el libro Kurdistan, una historia visual del pueblo kurdo; y Encounters with the Dani, un trabajo realizado entre 1996 y 2003 sobre la tribu de los dani, en Nueva Guinea.

Carnival Strippers formó parte de la exposición Susan Meiselas. In History, producida por el International Center of Photography de Nueva York y comisariada por Kristen Lubben. Aquella retrospectiva se presenta en La Virreina Centre de la Imatge en tres partes entre 2010 y 2011. Una selección de materiales extraídos del proyecto sobre Kurdistán se mostraron en la exposición Antifotoperiodismo (6 de julio – 10 de octubre de 2010) y otra selección de materiales derivados de las fotografías sobre la revolución nicaragüense podrán verse a partir del próximo mes de marzo en la exposición 1979. Un monumento a instantes radicales (1 de marzo – 12 de junio de 2011).
Cortesía de la artista y Magnum Photos (París).

Datos del evento 


Inicio evento: 01-12-2010
Final evento: 30-01-2011
Horarios: martes a domingo 12-20 h – lunes cerrado, excepto festivos
Precios: Gratis
Lugar del evento 


País: España
Provincia: Barcelona
Población: barcelona
Dirección:
Anuncios