Sagnier

Francesc Serra. Enric Sagnier en su estudio, c. 1915. © Arxiu Fotogràfic de Barcelona

Del 14 de septiembre al 8 de enero de 2012

El Tibidabo, el Palau de Justícia, la nueva aduana de Barcelona y decenas de viviendas, iglesias y fábricas son el testigo de la actividad de un arquitecto singular: Enric Sagnier Villavecchia. Su obra evolucionó desde el estilo ecléctico, característico de las últimas décadas del siglo XIX, hasta el modernismo. Más adelante, interpretó un repertorio de formas clásicas de influencia francesa, y desarrolló un estilo propio, adaptado a las necesidades de una arquitectura sólida y burguesa, y a la voluntad de crear puntos de referencia monumentales en la trama urbana.

La exposición recrea el mundo de la burguesía barcelonesa, en la que nació Enric Sagnier: la familia, la modernidad técnica, los viajes por Europa. Y presenta su arquitectura en un montaje inesperado que introduce al visitante en una ciudad en construcción. Por un lado, muestra la versatilidad que lo lleva a interesarse por diferentes tipos de edificios: desde un pequeño taller hasta un hotel, desde un chalé hasta un banco. Al mismo tiempo, presenta el uso de los  elementos decorativos del modernismo, reconstruye la vida del ya desaparecido Hotel Colón en la plaza Catalunya, profundiza en su trabajo en el Palau de Justícia y recupera una colección espectacular de fotografías de la construcción del Tibidabo, símbolo religioso e icono internacionalmente conocido de la ciudad de Barcelona.

CaixaForum Barcelona

Anuncios