Jacques Henri Lartigue

Un mundo flotante

Fotografías de Jacques Henri Lartigue (1894-1986)

Hasta el 9 de abril de 2012


Jacques Henri Lartigue (1894-1986) se ha convertido en uno de los referentes visuales del siglo xx. Nació en Courbevoie, cerca de París, hijo de una familia de industriales adinerada.

Su padre le compró la primera cámara fotográfica cuando tenía ocho años y, a muy temprana edad, inició un dietario con fotografías y textos breves, que lo acompañó toda su vida y que es un documento extraordinario para conocer la forma de vivir de una generación que descubrió la moda, el deporte o las competiciones del mundo del motor. Sus imágenes reflejan la rápida transformación de las costumbres, el estallido de novedades, la vibración de las cosas y, a la vez, la búsqueda de las pequeñas cosas, del instante perdurable y atemporal. Hasta 1963, cuando el MOMA presentó su primera exposición antológica, Lartigue era un fotógrafo casi desconocido. Pero la extraordinaria fuerza de sugestión de sus imágenes ha hecho que desde aquel momento su prestigio no haya dejado de crecer. Lartigue capturó la vida que lo rodeaba, la exaltación de la felicidad y el gozo de vivir y lo hizo con unas ideas estéticas que proponían una renovación del lenguaje fotográfico.

La exposición recoge imágenes representativas de las diferentes etapas y temáticas que abordó a lo largo de su vida, todas ellas procedentes de la Donation Jacques Henri Lartigue de París, la entidad encargada de velar por la conservación y divulgación de la donación que el fotógrafo hizo en 1979 al Estado francés.

CaixaForum Lleida

 

Anuncios